Viajero: Ariel Luna

Fecha: Noviembre 2006

Lugares recorridos: Yacuiba, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro, Potosi y Villazon

Empresas que nos brindaron apoyo para la realizacion de este viaje: Transfer Line (www.transferline.com.ar) y Gral Urquiza (www.generalurquiza.com.ar)



Ingreso a Yacuiba
Vista de Yacuiba
Yacuiba, Plaza Central
Yacuiba, Calle comercial
Villamontes, puente ferroautomotor sobre el Rio Pilcomayo
Camiri,  a orillas del Rio Parapeti
Carretera a Santa Cruz de la Sierra
Otra vista de la carretera a Santa Cruz de la Sierra
Laguna de Abapo
Santa Cruz de la Sierra
Catedral, Santa Cruz de la Sierra
Santa Cruz de la Sierra, Vista de la Plaza Principal
Santa Cruz de la Sierra, Vista de la Plaza Principal
Santa Cruz de la Sierra, Vista de la Plaza Principal
Vivienda tipica de la selva  tropical, camino a Cochabamba
Chimore
Villa Tunari
Región del Chapare
Región del Chapare
Tuneles en la ruta que une Santa Cruz con Cochabamba
Tuneles en la ruta que une Santa Cruz con Cochabamba
Cochabamba, Cristo de la Concordia
Cochabamba, Plaza Colon
Cochabamba, Nave principal de una de sus iglesias coloniales
Mi desayuno, Te de Api y empanada de queso, un manjar!
Cochabamba, desayunador en el Mercado La Cancha
Cochabamba, Mercado La Cancha
Cochabamba, Tipica Chola, Vendedora de platanos en el Mercado La Cancha
Cochabamba, Un tipico bus boliviano circulando por medio del Mercado La Cancha
Cochabamba, antiguo convento sobre la calle San Martin
Cochabamba, Plaza Colon,  y de fondo el cerro  San Pedro
Un campesino kolla y su mascota, una hermosa monita
Cochabamba, una Chola y el monumento a ellas
Cochabamba, cuando los omnibsu ahcen una parada para lo ques ea aparecen de cualquier lado vendedores a ofrecer sus productos
 Carretera que une Cochabamba con Oruro
Oruro, plaza principal
Oruro,  faro de Conchupata
Oruro, Santuario de la Virgen del Socavón
Oruro, Kolla caracteristica ofreciendo sus productos en la via publica
Poopo, en pleno altiplano boliviano
Tacagua, ruta entre Oruro y Potosi
Ventilla, tipicas casas de campesinos
Potosi, tipicas callecitas angostas y coloridas, donde parece que el tiempo por alli no ha pasado
Potosi, otro tipico callejon
Potosi, vista delsde el Cerro Rico
Potosi, ingenio donde con estas maquinarias se separa la piedra del mineral
Potosi, Mercado de los mineros, aqui se pueden comprar desde refrescos, pasando por cigarrillos y hasta dinamita para obsequiarle a los mineros, de fondo se ve el Cerro Rico
Potosi, vendedora del Mercado de los Mineros, detras de ella se pueden ver los cartuchos de dinamita, que los venden libremente
Potosi, mineras recolectando el material que se les cae a los mineros del Cerro Rico, ellas por tradicion no ingresan en las minas
Potosi, minera boliviana recibiendo d emanera tradicional las hojas de coca que el guia le entrega a modo de agradecimiento por dejarnos ver su labor
Potosi, Ingreso a la mina La Candelaria, en el Cerro Rico
Potosi, yo lantes de entrar a la mina La Candelaria
Potosi, mineros llevando el carro para volverlo con minerales
Potosi, mineros en el Cerro Rico, mascando coca para soportar las duras jornadas laborales
Carretera que une tarapaya y Potosi, y de fondo, una tormenta que se venia brava
Tarapaya, antigua capilla
Tarapaya, Baño del Inca laguna termal
Tarapaya
BOLIVIA, UN PAIS DONDE LA TRADICION NO SE BUSCA, SE ENCUENTRA EN CADA RINCON QUE UNO RECORRE

Comienzo del viaje, Yacuiba

Este viaje lo comencé un domingo de noviembre, con la compañía de dos de mis grandes amigos, Raul Vich y Juan Acosta, quienes me acompañarían hasta la primer ciudad boliviana en que hicimos pie, Yacuiba; como de costumbre, si puedo evitar ir directo hacia el lugar elegido lo hago, este viaje lo hice en tramos, el primero de ellos fue a bordo de un cómodo bus de la empresa tucumana TRANSFER LINE (www.transferline.com.ar), con este llegamos hasta Rosario de la Frontera, en Salta, siendo muy bien atendidos por la azafata y los conductores.

Luego de almorzar en uno de los restaurantes cercanos a la terminal abordamos otro bus con rumbo a Salta, donde aprovechamos la tarde para encontrarnos con los entusiastas locales Fabio Claraso, Manuel Moyano, Pablo Agudo y con el jujeño Alvaro Villarubia, con quienes pasamos un buen momento compartiendo charlas y anécdotas de buses, viajes y demás menesteres.

Ya entrada la noche un nuevo bus nos esperaba, para dejarnos en Pocitos, del lado Argentino, ya que esta ciudad se divide en dos, el lado que ya mencionamos y el Boliviano, al que luego de un simple tramite en la aduana ingresamos para tomar un taxi y dirigirnos a Yacuiba, a 3 kms de la frontera con Argentina, en donde decidimos pasar el día y recién al otro día seguir viaje a hasta la primer ciudad a la que ansiaba llegar, Santa Cruz de la Sierra.

Yacuiba se encuentra ubicada en el sur boliviano, en el departamento de Tarija, esta es capital de la provincia del Gran Chaco, poblada antiguamente por etnias guaranies, como la Yacuy-Ighba (Aguada de las Pavas)

Es esta ciudad bastante poblada, unos 80000 habitantes pude observar un importante movimiento comercial, esto se debe a su estratégica ubicación fronteriza, a pesar de esto conserva su imagen de pueblo y su aire campestre, lo que la hace una linda ciudad para quedarse y conocerla, y de hecho eso fue lo que hicimos.

Obviamente no pudimos dejar de degustar los excelentes platos típicos del lugar, como la chorrillana, pique a lo macho, falso pollo y falso conejo, chicharrón, etc, la oferta gastronómica es variada en cuanto a especialidades y a lugares donde consumirlas.

A pesar de las altas temperaturas del verano (desde 20ºC hasta más de 40ºC), y del penetrante frío del invierno que llega hasta los 0ºC, Yacuiba, definitivamente se presenta como un atractivo destino turístico étnico, histórico, arqueológico, de aventura y costumbrista.

Y entre visitas la terminal de ómnibus para hacer nuestro trabajo, degustaciones de platos típicos y visitas a las calles comerciales (que son muchas) y a los lugares mas lindos de la ciudad, se nos hizo la noche, y como en toda ciudad chica y mas con costumbres de pueblo, a las 23.00 hs ya no había casi nadie en la calle, algún que otro restaurante abierto, pero nada mas, así que obviamente para no ser menos, nosotros nos refugiamos en nuestro hotel a descansar hasta el día siguiente, en el que ya solo, partiría rumbo a la ciudad camba, Santa Cruz de la Sierra, ya que mis amigos decidieron no seguir por cuestiones de tiempo.

Y a las 09.00 AM tal cual estaba pactado, y al son de una música típica de la región, parti a bordo de un bus de la empresa Bolívar
que me llevaría finalmente a Santa Cruz de la Sierra, el viaje fue en un ómnibus doble piso, digamos moderno, respecto del parque móvil de las empresas de allí, lo único quizás un tanto incomodo fue la falta de aire acondicionado, parece ser usual en este país que las unidades circules sin el equipo de frío, pero a pesar de eso el viaje se hizo bastante llevadero, la carretera es muy buena, se nota que no hace mucho tiempo fue pavimentada, y los pueblitos a la orilla de la ruta son muy lindos de observar, llegando a Villamontes me sorprendió un parate del trafico, ellos le llaman "tranca", esto se debió a que aquí el camino se reduce por el cruce de un río, y el paso se realiza por un puente ferroautomotor de una sola vía, o sea, los que van, los que vienen y el tren, pasan por un mismo carril, obviamente por turnos.

De aquí en adelante dejamos el llano atrás y comenzó a acompañarnos una leve formación montañosa que logro que no deje mis ojos quietos en ningún momento para ver los lindos paisajes que se observaban hacia el lado que se me ocurria mirar, esto fue hasta llegar a Camiri, en donde el bus detuvo su marcha para que almorcemos, y obviamente lo hice, y fue con un muy rico chicharrón, no me la iba a perder!! Este lugar se destaca por ser considerado como la capital petrolera de Bolivia, además sitio de interés turístico e histórico, relacionados con la guerra del Chaco (1932-35).

Luego de unos 30 minutos de detención abordamos nuevamente el bus y seguimos viaje rumbo a Santa Cruz de la Sierra, el calor apretaba, pero con todas las ventanillas abiertas del bus se combatía, la ruta seguí encajonada por las pequeñas montañas, y en eso que venia distraído mirando hacia mi izquierda algún paisaje, siento pasos detrás mío y siento que me tocan el hombro, giro sorprendido para ver que pasaba y veo a uno de los pasajeros del bus detrás mío que lo único que hizo fue tocarme el hombro y señalar hacia mi derecha para que vea una inmensa y hermosa laguna que se aparecía tras una arboleda al pie de una pequeña cordillera, era La laguna de Abapo, eso fue todo su contacto, luego se sentó y siguió en su mundo, obviamente era un local, ya que esa es su forma de actuar, tienen muchísima amabilidad, y te la demuestran con poco pero efectivo.


Santa Cruz de la Sierra

Y así tipo 06.00 PM llegamos a Santa Cruz de la Sierra, a su Terminal Bimodal, ya que desde allí parten los trenes a Yacuiba y los buses a las diferentes ciudades de Bolivia, tal cual sucedió en Yacuiba, apenas baje del bus, cara de turista sorprendido, los vendedores o voceadores de pasajes se me abalanzaron para ofertarme sus destinos, y en la demasiada oferta esta la ventaja del comprador, por lo que uno ese momento puede conseguir el ticket de bus a un precio mucho menor al que primero oferta, pero como mi plan no era seguir, solo me dedique a sondear hacia donde tenia buses y a que costo, para seguir hacia mi próximo destino que aun ni yo sabia cual era.

Tomando un taxi desde la terminal llegue al centro de la ciudad, sencillo, colonial, tranquilo, caluroso, húmedo, uuf y que húmedo, pero que lindo y que limpio se veía todo!! Calles angostas, de empedrado, casas bajas y de tejas coloniales, lo que le daba un aire muy cálido al lugar, uno se siente a gusto en la ciudad, aunque abruptamente aparecían edificios muy modernos que contrastaban tremendamente con lo colonial de la ciudad.

Santa Cruz de la Sierra capital del departamento, es una ciudad con peculiar arquitectura, se encuentra en la parte oriental del país, en la región amazónica, sus fronteras abarcan desde los llanos amazónicos, que constituyen la mayor parte de su territorio, hasta las sierras andinas, el clima de este Departamento varía de acuerdo a las zonas geográficas, templado a frío en la región del oeste y templado a cálido húmedo a medida que se desciende hacia los llanos.

Su centro histórico es a la vez una ciudad antigua y
moderna, lo cual, sumado a la calidez y hospitalidad de sus habitantes, la convierte en un interesante destino turístico. Tiene una activa vida comercial y de negocios con un importante sector de la banca internacional.

La vida nocturna es intensa en la ciudad de Santa Cruz, reflejando el carácter jovial del cruceño. Existen varias discotecas, pubs, whiskerias, shows y otros sitios de diversión y esparcimiento, sobre todo en la Avenida Monseñor Rivero, que fue donde mas vida nocturna puede observar.

Santa Cruz es una ciudad dividida por anillos concéntricos, dentro del primer anillo se halla el llamado "casco viejo", donde se encontrará con la plaza principal "24 de Septiembre" con la catedral de San Lorenzo, construida entre 1845 y 1915 alberga al Museo de la Catedral que tiene una exposición de objetos religiosos de las Misiones Jesuíticas como ser esculturas, cuadros y platería., algunos de los lugares interesantes para visitar son:

Catedral Metropolitana, notable por sus bóvedas con aristas construidas de madera y por la decoración pictórica que las cubre. En el altar mayor se conserva una parte del recubrimiento original de plata labrada de la misión jesuítica de San Pedro de Moxos. También aparecen cuatro relieves escultóricos que provienen de la misma misión.

Museo Catedrático de Arte Sacro, ha resultado de una riqueza histórica, artística y material realmente impresionante. Es el mayor de toda la República, en cuanto a la existencia de obras de plata y sus vitrinas dan muestra de la altura a la que los artesanos de los siglos XVII y XVIII. Conserva la más antigua joya eclesiástica boliviana. La custodia que donó a la iglesia en 1603 un vecino notable. Parámetros litúrgicos y retratos antiguos complementan el conjunto.

Iglesia de San Andrés, tiene una estructura de madera de tres naves, con diez y ocho columnas sobre pedestal de mampostería, que se encierran dentro de un horcón de madera. La estructura se adelanta sobre la fachada, creando un pórtico decorado con frontón de madera calada, con temas barrocos vegetales. El pórtico recuerda lejanamente los templos griegos, con típico frontón decorado con estatuas.

Iglesia de San Roque, construida sobre horcones de madera, devastados en forma de columnas azapatadas con capiteles de cuatro direcciones, el templo tiene tres naves en estructura de madera y aleros exteriores; la cubierta también es de madera con tijeras de par y nudillos de tirantes. El techo de tejas descansa sobre un entramado de cañizo. La iglesia fue remodelada en la segunda mitad del siglo XIX, por el arquitecto argentino Bustamante.

Luego de hacer noche, y disfrutar de un buen desayuno en un lindo hostal de la ciudad, tome un pequeño bus urbano rumbo hacia la terminal de ómnibus, luego de revisar mi mapa, había decidido mi próximo destino, este seria Cochabamba, y con esa idea llegue a la terminal.


Rumbo a Cochabamba

Como era una hora pico para la salida de buses hacia la ciudad elegida, la oferta era muchísima, y los precios variables, y no caros, así que busque la que me parecía que menos incomodo iba a viajar, recuerden lo del aire acondicionado, y así fue que me decidí por la Flota Danubio, un lindo ómnibus, y a ese lo aborde, obviamente como indican los principios de un viajero, tome una de las primeras butacas para si poder ir viendo el paisaje y haciendo algunas fotos de los lugares por los que pasaríamos.

Luego dejar atrás ciudades chicas como Warnez y Monteros el bus entro en plena selva tropical, en donde el calor se sentía, mas teniendo en cuenta que el aire acondicionado del bus no existía, solo aliviaban las ventanillas abiertas, y por fuera unos bellos paisajes desconocidos para mi, viviendas que parecian sacadas de la serie Tarzan, frondosa vegetación que se cerraba a ambos lados del camino, de tanto en tanto se abría y aparecía algún pueblo con sus típicos mercados a la orilla de la carretera.

El bus hizo su parada para que los pasajeros almorcemos en las afueras de Chimore, en un pintoresco restaurante, afuera hacia algo mas de 30ºC de calor, en Bolivia si en algo son estrictos es con el horario de comida en los restaurantes, de 12 a 14 hs aprox, y el bus llego pasadas las 14 hs por lo que solo quedaban unas pocas raciones de comida, y cuando llego mi turno de pedir lo único que quedaba era sopa de pollo, olía muy bien, pero con el calor que hacia tomar una sopa no era lo mas conveniente, así que salí del lugar fui a un puestito lindero y me compre dos refrescantes tajadas de piña y con eso tuve que aguantar hasta llegar a Cochabamba.

Luego de treinta minutos salimos nuevamente rumbo a Cochabamba, al calor se le había sumado un intenso chaparrón que nos obligo a cerrar las ventanillas, pasando por la ciudad de Chimore, mi cristal se rehusó a ir cerrado y por la diferencia de temperaturas estallo en mil pedazos, por suerte no me lastimo, pero que me hizo pegar un susto bárbaro se los aseguro, ya mis casuales compañeros de viaje me habían demostrado su amabilidad diciendome los nombres de alguno de los lugares que íbamos pasando en la ruta o bien si yo miraba a la derecha y a la izquierda me perdía de algo me tocaban el hombro para que no me lo perdiese, pero en este infortunio fue cuando me demostraron la clase de gente que son, ya que en otro bus de la misma compañía viajaba el dueño de la flota, y al ver nuestra unidad detenida el hizo lo mismo y vino a ver que pasaba, al ver el cristal roto no tuvo mejor idea que increpar al que venia sentado en ese lugar, que era yo que estaba abajo tomando aire, y no paraba de culparme e insinuar que le pagaran el vidrio roto, era un griterío del tipo hasta que en un momento se hizo un silencio y se escucho otro griterío mas fuerte aun, era el de los pasajeros defendiéndome, si defendiéndome a mi, no me conocían, pero actuaron con la justicia que solo los humildes tienen, explicándole que el vidrio se rompió solo, que no lo había golpeado, que venia mirando y tomando fotos, que no me quiera culpar; y así derrotado este señor se bajo de la flota, se subió a la suya y se fue, y nosotros con un vidrio menos seguimos viaje por medio de la selva.

A medida que avanzábamos se hacia mas tupida la vegetación y anchos ríos cruzaban el camino, formando tremendas quedradas por donde los caudales de agua aparecían o se perdían, unos paisajes de no creer, ya la lluvia había pasado, el bus a medida que avanzaba trepaba la montaña, las nubes ya desperdigadas estaban muy bajas lo que hacia que el verde de la vegetación sea cortado por unas suaves nubes blanquecinas que estaban casi al alcance de la mano.

Y así, atravesando Villa Tunari y la zona del Chapare con selva tropical, bosques impenetrables, montañas que no alcanzaba la mirada para ver donde terminaban, largos túneles a través de la roca, caminos de cornisa y serpenteantes, ya de noche, llegue a Cochabamba....


Cochabamba, la Ciudad Jardin

Luego de alojarme en el Hotel Buenos Aires (me sentí como en casa ;-) ) salimos con Joaquín, un Paceño (oriundo de La Paz) a quien conocí en el viaje desde Santa Cruz, y debía comprar unos uniformes en Cochabamba ya que prestaba servicios en una organización de Derechos Humanos.

El ya conocía Cochabamba por lo que oficio de guía local, llevándome a uno de los restaurantes de la ciudad, el Palacio del Silpancho, a comer su plato típico, obviamente Silpancho, que es un plato a base de arroz, papas, un lonja circular de carne de vaca empanada y frita (milanesa en Argentina) que cubre la mayor parte del plato, y uno o dos huevos, acompañada con ensalada de remolacha y zanahoria, papas fritas y, para concluir, una ensalada de cebolla y tomate en la parte superior; la verdad un manjar, si pasan por Cochabamba no se pierdan esta exquisitez.

Luego de eso para bajar la opulenta cena una ricas "chelitas" (cerveza) en el Paseo El Prado, un concurrido boulevard con vida nocturna en Cochabamba, reconozco que no soy muy cervecero, pero estando en Camiri, mientras almorzaba con gaseosa, un boliviano me dijo: "No dejes de tomarte una Paceña (cerveza local) que es muy rica", y entonces a eso fui, y como no era la única marca probé las otras que ofrecían, la ya mencionada, la Potosina y la Huari, las tres muy suaves y ricas,

Al otro día ya bien descansado y con energías a recorrer la ciudad, Cochabamba esta a 2550 msnm y posee con un clima ideal a cualquier hora del día, esta bella ciudadpuede ser apreciada en su integridad desde el Cristo de la Concordia ofreciendo al turista una panorámica total y en la noche una vista inolvidable, este se ubica en el cerro de San Pedro en la zona del mismo nombre al este de la ciudad, la altura de la imagen es de 34,20 mts, debiendo ascender unos 160 mts aproximadamente sobre el nivel de la ciudad.

Como viejo conocedor de rincones cochabambinos Joaquín me dijo de ir a desayunar al mercado La Cancha, lugar donde se encuentra absolutamente de todo, es en realidad una feria. Su origen se remonta a antes de la creación de la ciudad y es un lugar en el que en el pasado se realizaban todas las actividades comerciales y sociales. Es en sí la mejor expresión de lo popular y tradicional en Cochabamba, allí sin dudarlo me pedí un Te de Api (infusión a base de maíz) y una empanada de queso, y si... el café con mermeladas lo desayuno en Buenos Aires, no me la iba a perder, no?, reconozco que al principio el paladar se me retobo por la falta de costumbre, pero luego disfrute de mi Api que estaba muy rico y te da energías para todo el día casi, luego del desayuno a recorrer el mercado, y como les dije antes se encuentra absolutamente de todo, desde frutas, pasando por juguetes, ropa, película fotográficas, artículos electrónicos, condimentos, uuf de todo y muy barato, a pesar de haber visto muchos puestos y haber caminado muchas calles tengo la sensación que que nunca lo termine de recorrer, así que imaginense lo inmenso que es.

Y luego de pasar mas de media mañana en el mercado fuimos a conocer el centro de la ciudad, la Plaza 14 de Setiembre, la catedral, otras antiguas y pintorescas iglesias con aires muy coloniales, las principales arterias, algunos parques, una ciudad muy bonita para recorrerla y sorprenderse a cada paso, y con un variado e intenso movimiento de personas y vehículos a cualquier hora del día.

Y así llego la hora de partir, Joaquín siguió en la búsqueda de sus uniformes y yo en la d mi próximo destino, que hasta aquí no tenia muy claro cual seria, y por ese motivo intente llegar lo mas rápido posible al terminal de buses, ya que era una hora en la que el día. anterior había averiguado que salían muchos buses a diferentes lugares del país.

Para decidir mi próximo derrotero solo tome el mapa y escuche a los voceadores de pasajes ofrecer sus empresas, y allí de acuerdo a la ubicación en el mapa respecto a Cochabamba era donde iría, y lo mas coherente por el horario de arribo me pareció Oruro, y hacia allí pedí mi ticket.

La carretera hasta esta ciudad esta totalmente pavimentada, por lo que el viaje se hace en buses bastante modernos, en el trayecto se trepa hasta alturas de mas de 4000 msnm, en pleno altiplano boliviano, así que imaginense lo salvaje del paisaje, el viaje transcurrió sin sobresaltos y en unas seis horas hicimos los 350 kms que separan Cochabamba de Oruro, llegando ya entrada la noche a esta ciudad, el primer impulso apenas llegue fue de seguir viaje hacia Uyuni para hacer el famoso salar, pero el próximo bus salía alrededor de las 22hs y llegaba a Uyuni a las 04.00 am y te ofrecían quedarte en el bus hasta que haya luz diurna, y la verdad... estaba muy cansado para hacer eso, así que decidí quedarme en Oruro.


Oruro, Capital Folklorica

Y preguntando salí del terminal en busca del centro de la ciudad para conseguir algún hotel donde descansar los huesos, en eso veo una mujer con sus dos hijos y le pregunto si sabían para donde tenia que rumbear y ellos amablemente me acompañaron hasta unas cuadras cerca de donde estaba la zona de alojamientos, eso es bolivia, así es su gente de amable.

Ese día. parecía ser un día. de egresos colegiales, porque se veían muchos estudiantes en ropa de gala festejando, y las calles abarrotadas de gente, y entre ellos andaba yo buscando un hotel masomenos decente donde hacer noche, hasta que di con el Hotel América que fue donde decidí sin dudarlo pasar la noche, hasta el otro día en que me dedicaría a conocer la ciudad.

El departamento de Oruro es la capital folklórica del país, conocida principalmente por su magnífico y suntuoso Carnaval declarado “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”. Detrás de esta festividad devocional, se esconde un Oruro rico en recursos naturales y cultura ancestral. En la época colonial Oruro fue la cuidad de la plata, por poseer grandes riquezas mineras.

El fastuoso Carnaval de Oruro es inspirado por la Virgen de la Candelaria o del Socavón, quien motiva año tras año uno de los acontecimientos más grandes de expresión cultural de América Latina.

No se puede dejar de mencionar las características naturales únicas que posee este departamento, rodeado de volcanes, salares y flamencos. Además, el fantástico Santuario de Aves del Lago Poopó y el Parque Nacional Sajama -considerado el bosque más alto del mundo forman un conjunto armónico de belleza natural.

Los lugares que se pueden visitar en esta ciudad son: La Casa de la Cultura, este edificio cuenta con una pinacoteca de arte colonial y muebles de estilo Luis XV y XVI; El Socavón donde se puede observar las diferentes actividades dentro de una mina de plata y el museo ubicado al pie del cerro Pie de Gallo, allí se pueden ver implementos de minería, diferentes tipos de perforadores e implementos de vestuario usados en la mina y una variedad de minerales en un interesante muestrario expuesto en este lugar; El Faro de Conchupata, construido en 1848 y reconstruido recientemente, declarado Monumento Nacional, es un espectacular mirador del cual se puede apreciar una hermosa vista panorámica de la ciudad de Oruro; otros lugares para viisitar son el Museo Ferroviario Machacamarca, y los Talleres Artesanales de la calle La Paz.

Nuevamente con mapa en mano y escuchando la oferta de destinos es que decidí viajar hacia Potosí, una ciudad de la que me habían hablado mucho y muy bien, así que hacia allá iba, a bordo de un bus de la Flota Challaipata que puntualmente partió del terminal, pasando por bellos lugares como el lago Poopó, Pazña, Challapata, todo en medio del altiplano boliviano, a mas de 3500 msnm, por lo tanto a esa altura ya montañas casi no se ven, es que estamos sobre ellas, casi tocando las nubes,

A lo largo de la carretera se podían observar muchos pastores y sus rebaños, me resulto curioso es que cuando el bus se acercaba a ellos sacaban su sombrero y lo ponían hacia el bus con la intención de que quienes viajaban en el bus desde arriba les arrojen unas monedas; también pude observar en el viaje los hogares de algunos de ellos, unas casitas de adobe (ladrillo de tierra y paja) con techos de paja, de muy baja altura y puertas muy pequeñas, con cercas hechas a la perfección en piedra, e algunos casos eran casas solitarias y otras en pequeñas comunidades.


Potosí

Luego de cruzar por el bello poblado de Tarapaya llegamos a Potosí, a 4070 msnm, la ciudad mas alta del mundo según dicen, ubicada en el altiplano, se caracteriza por sus curiosas calles empedradas, ya que muy pocas son rectas, más bien tienen curvas y ángulos, formando laberínticos pasajes lo que ayuda a romper el fuerte viento que sopla continuamente. Los balcones tallados en fina madera contrastan con otros más simples. Las entradas principales a palacios y mansiones dan a conocer los escudos de familias tallados en granito.

Calles silenciosas y solitarias en Potosí, casas antiguas, veredas estrechas y constantemente de fondo, la imagen del Cerro Rico domina el altiplano; hasta hoy decenas de mineros se pierden en sus socavones y bocaminas, pero nada es como antes. Ya no hay delirios de plata en esta vieja Villa Imperial, que en 1987, fuera declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La ciudad colonial conserva aún monumentales templos construidos en tiempos de prosperidad, cuando inmensas riquezas eran extraídas del Cerro Rico. Aquellos tiempos quedaron atrás, aunque Potosí aún guarda en sus entrañas estaño, zinc, antimonio y wólfram.

La Casa Real de la Moneda, es una reliquia que testimonia el símbolo comercial de una época en la cual la actividad financiera cumplía un papel importante en Potosí y el mundo. Hoy se ha convertido en un extraordinario museo y un excepcional monumento de la arquitectura del siglo XVIII.

Uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Potosí es el "Sumaj Orcko", llamado también Cerro Rico. Desde el año 1545 funcionaba funcionaba en este lugar Pailaviri, el centro minero más importante, de cuyas entrañas fueron extraídas inmensas cantidades de plata. El acceso a la mina se realiza mediante un elevador que desciende a los visitantes hasta los 240 metros de profundidad, donde se pueden observar las galerías de extracción de todos los minerales: plomo-plata, zinc-plata y estaño.

Cuentan que con la plata extraída de las entrañas del Cerro Rico o Sumaj Orcko (montaña majestuosa), se hubiera podido construir un puente gigantesco que uniera Potosí con Madrid; pero, cuentan también, que esa fabulosa obra, se habría hecho, de igual manera, con los cuerpos de los indígenas esclavizados, que murieron en el interior de los socavones.

Es realmente impresionante ver en las condiciones que trabajan los mineros dentro del Cerro Rico, teniendo un promedio de vida de 55 años, ya que contraen una terrible enfermedad respiratoria llamada silicosis, causada por inhalación de polvo de sílice que conduce a inflamación y luego cicatrización del tejido pulmonar, aun sabiendo esto ellos día tras día bajan a las minas para llevar el sustento a sus hogares.

Y en las afueras de la ciudad, a unos 20kms se pueden visitar las Termas o Laguna de Tarapaya, conocida también como el “Baño del Inca”, se trata de un lugar de aguas termales que da pie a otros manantiales. Es un atractivo natural muy concurrido. Posee la forma de un círculo perfecto. A la laguna se le atribuyen cualidades curativas y tiene un paisaje circundante singular por la coloración natural de sus cerros, el lugar es ideal para pasar el día disfrutando de las calientes y saludables aguas sulfurosas de su laguna natural.

Y aquí comenzaba a acabar mi periplo por un país que realmente me sorprendió, donde vi tradiciones, donde me hicieron sentir como en mi casa, donde note que si se quiere se pueden tener ciudades limpias, donde los ojos me ardían de tanto bonito y variable paisaje, donde aprendí a valorar la vida, donde hice amistades, donde obviamente deje lugares y gente para una segunda vuelta, un país que se disfruta de punta a punta.

Y un día cualquiera, mientras anochecia, cargue mi mochila, y bajo un tranquilo chaparrón comencé a bajar a pie por las callecitas de Potosí hacia la terminal de buses, intentando disfrutar hasta el ultimo momento mi estadía en este lugar, el chaparrón ya no era tan tranquilo, pero no me importaba, me llevaba conmigo miles de sensaciones que ni mil diluvios podían aplacar.


Agradezco a todos los bolivianos en general, que siempre están dispuestos a hacer sentir bien al viajero, a Gustavo Berman (Transfer Line), Guillermo Porto (General Urquiza), Katherine Añez (Sta Cruz de la Sierra), al staff del Koala Den (Potosi), Raul Vich, Juan Acosta, a mi familia entera, Joaquin (Cochabamba), Fabian (Potosí) a los choferes que nos transportan en tiempo y forma a nuestros destinos, a aquellos que me facilitaron los medios para que mi estadía en cada ciudad sea nuevamente inolvidable y como siempre a Dios que es nuestro principal guía en las rutas de la vida.



Amigos viajeros, como siempre les deseo: BUENA RUTA Y BUENOS ANDARES!!

Fuentes a las que acudi para redactarles e ilustrarles este informe: Bolivia.com, Turismo Bolivia, guias varias y experiencias personales



SoloBUS.com.ar, VIAJAMOS CON VOS
redautobus@hotmail.com

Inicio Mapa del Sitio Enlaces • Sponsors  • Contactenos  Staff  
©MMV, Mad Art Web Design, Todos los Derechos Reservados.
Login